Mano a mano con el Presidente

Alberto Fernández: «Sentí la carta de Cristina como un respaldo»

Conversamos con el Presidente de la Nación sobre la carta publicada por Cristina Kirchner, el estado de la economía nacional, la situación de la pandemia, la llegada de la vacuna, la legalización del aborto, el regreso a clases, y mucho más.

 

 

MOD: ¿Cómo cayó la carta de Cristina Fernández de Kirchner? porque tiene muchas lecturas posibles.

AF: La verdad es que leí la carta y me gustó. La sentí como un gesto de respaldo porque contrariamente a lo que muchos creen Cristina ha sido muy generosa conmigo en muchos conceptos. Y la valoré así. Habla del contexto en el que el gobierno está transitando, un contexto difícil por la pandemia. Muchas de las cosas que están en la carta son las que hablo habitualmente con ella, entonces me parece que la carta tiene el mérito de ser muy genuina. Creo que lo que más hace ella en la carta es explicar que vivimos un contexto que no lo genera el Gobierno sino que es en parte heredado y en parte agravado por el contexto mundial de la pandemia, que limita mucho las posibilidades de hacer a todos los países del mundo.

El párrafo en el que ella habla de los funcionarios que no funcionan no está dirigido a mí, sino a los que critican al Gobierno impiadosamente. La verdad es que no sé cómo leen la carta otros.

MOD: La frase empieza diciendo «hoy maltratan a un Presidente que más allá de funcionarios o funcionarias que no funcionan, y más allá de aciertos o desaciertos, no tiene ninguno de los defectos que me atribuían y que según no pocos, eran problemas centrales de mi gestión».

AF: Claro, me parece que el tema central de ese párrafo es dejar al descubierto lo que queda a la vista después. El problema que tenemos es que un sector de la sociedad argentina que no soporta que el Gobierno sea peronista. Y dice es «son tan impiadosos con Alberto como lo fueron conmigo». Esa es la lectura correcta de la carta, no sé qué leyeron. Sinceramente. Cómo pueden deducir las cosas que deducen.

La sensación que tengo es que es una carta de fuerte compromiso de Cristina, porque además ella rescata la condición dialoguista de quien gobierna, atribuye a los otros de oponerse por el solo hecho de tener un presidente peronista. La verdad es que sinceramente no sé qué leen.

La carta me pareció valiosa, hecha en un momento muy especial para Cristina. Ella en estos días no la pasa bien nunca y valoro mucho eso. Después si hay cosas que le gustan o no, ella explica que es responsabilidad mía. Lo que pasa es que acá se construye la idea de que Cristina gobierna, impone lo que se le da la gana y es ella la que tiene que salir a decir que no es así. Está muy bien que lo diga.

No existe un discurso único, la política es debate. Si Cristina abre un debate con esto, bienvenido sea. Nuestro espacio tiene tanta convicción en la unidad como necesidad de dejar las cosas en claro. El Gobierno es una alianza electoral y todos tenemos derecho a opinar.

MOD: Cada vez que hay un acercamiento de Alberto Fernández con empresarios aparece un reproche de Cristina, como diciendo que «no vale la pena intentarlo porque siempre reaccionan mal».

AF: El llamado al diálogo que hace Cristina es el mismo que todos los días hago yo, que todos los días intento o busco. Lo que ella está buscando es que reflexionen. Cuando Cristina habla de un nuevo contrato social, es de estas cosas.

MOD: Hoy pasa que Argentina tiene superávit comercial, o sea que en teoría no debería enfrentarse con el problema del dólar que tiene…

AF: Argentina tiene reservas, superávit fiscal y es así. Lo que ocurre es que le meten en la cabeza de la gente que Argentina va a devaluar, y eso es algo recurrente en algunos diarios. Y la gente simplifica las cosas, piensa que si lee eso pasa a querer ahorrar en moneda dura como el dólar.

MOD: Pero con una brecha tan grande se producen expectativas que generan desabastecimientos…

AF: Esa brecha se genera porque hay operadores del Contado con Liquidación y a partir de allí aumenta la brecha. En estas cosas no estamos ocupando con Martín.

MOD: La figura hoy es Martín Guzmán, eso está claro.

AF: Por supuesto.

MOD: ¿Es el «Superministro»?

AF: No, es el Ministro de Economía. Tenemos un problema fiscal porque en la pandemia tuvimos que hacer gastos extraordinarios y resolver temas fiscales, Martín tiene que tomar el control de la situación porque debe controlar fiscalmente todo aquello que pasó por la pandemia. Es muy simple, todo es muy simple.

Martín es un ministro excepcional, un chico de una integridad moral y la capacidad que no tiene ninguno de sus críticos.

MOD: ¿Y esta idea que es un ministro a plazo?

AF: Eso lo escribe Clarín. Él es el Ministro y punto. Tenemos un gobierno heredado con el país como lo dejaron. Ahora nos explican cómo juntar reservas, los que pusieron un cepo de 200 dólares ahora nos dicen cómo sacar el cepo. Son maravillosos.

MOD: Con el dólar ahora tomaron una medida que hace algún tipo de concesión, buscando atraer turistas de países limítrofes…

AF: El dólar blue es un mercado negro. Es un mercado donde la informalidad es la regla y donde ocurren infinidades de cosas. Es un mercado que se nutre básicamente de los dólares que dejan los turistas extranjeros y que encuentran allí una mejor cotización. Es el dólar donde los pesos los cambian a dólares los propios habitantes.

MOD: Pero la idea de atraer turistas con PCR es así, mientras los uruguayos le cierran las fronteras a los extranjeros nosotros les decimos «vengan a gastar sus dólares».

AF: Lo que nos damos cuenta es que es un mercado donde el dólar está encareciéndose porque no hay turistas. Los que entregan sus dólares en el mercado blue son turistas y si pueden garantizarnos que no tienen contagio y dejar sus dólares acá, lo estamos intentando.

MOD: ¿Cuál es la postura en general del Gobierno sobre la toma de tierras?

AF: Decir que en Argentina la propiedad privada está en riesgo es decir una estupidez profunda. La realidad es que con Vicentin tratamos de salvar una empresa centenaria que sus directivos la habían puesto en jaque y quisimos preservar las fuentes de trabajo y la empresa. Fue tan grande la reacción que volvimos atrás. Quisimos hacerle un favor a la Argentina y ellos lo interpretaron distinto. Ahí tienen a Vicentin que va a ser rematada porque sus dueños no pueden explicar qué fue lo que hicieron.

¿Cuál es la propiedad privada que ataca el Gobierno? Guernica fue una toma de tierra de gente entre los que había algunos pícaros, gente sin tierra que no sabe dónde vivir –ahí tenemos un problema muy serio que tenemos que resolver-, pero el Gobierno y los Municipio del lugar se pusieron unidos para trabajar sobre esto.

El tema con los Etchevere es que una hermana decide cederle a Grabois un terreno para que lleve adelante un plan de agricultura sustentable y el otro hermano que lo reclama. Ahora, ¿qué tiene que ver el Gobierno con eso?

MOD: Fue una funcionaria del Ministerio de Justicia…

AF: La funcionaria fue porque la hermana Dolores Etchevere formuló una denuncia de maltrato y discriminación por ser mujer.

Todos sabemos que ese es un debate entre dos hermanos que están disputándose un terreno y cómo se distribuye una herencia. Estas son cosas que a veces pasan entre los ricos.

¿Este problema qué tiene que ver con la propiedad privada? Además Grabois entró de la mano de una propietaria de la tierra. Lo que estamos esperando es que digan cómo se resuelve.

MOD: Si pensamos en lo que pasa en el Sur, entra en discusión una frase de la propia gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, que dijo que la titular del INAI, Magdalena Odarda, ella es la que está alentando estas tomas…

AF: Son las dos de Río Negro y las dos hacen política. Lo que les propuse es que trabajen en conjunto con la Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, para evitar cualquier tipo de dudas que detrás de esto hay una intencionalidad del Poder Ejecutivo. En eso quedamos y eso es lo que estamos haciendo.

Si finalmente por una política-territorial, alguien estuviera promoviendo este tipo de cosas yo no lo avalo.

MOD: Ginés González García dijo que a fin de año podría haber vacuna, ¿tan pronto?

AF: Tenemos negociaciones y acuerdos con todos, porque lo que nos interesa es que la primera vacuna que se pueda dar la demos. Me la pasé diciendo que mi mayor temor era el rebrote, bueno ahí lo está viviendo Estados Unidos y Europa. Lo que le pedí a Ginés es que tengamos la vacuna cuanto antes para evitar nosotros la segunda ola.

Creo que ese es mi mayor empeño, hasta entonces tenemos que cuidarnos todos los argentinos. Cuidar la salud de los argentinos sigue siendo lo más importante.

MOD: ¿Qué pudo haber fallado? Hubo hasta un elogio internacional sobre lo que hizo Argentina, pero a lo largo del tiempo uno ve que estamos en el país número cinco en contagios…

AF: Lo que ocurre en Argentina, hoy entre siete u ocho provincias tienen el 60% de los casos que ocurren en el país. Cuando el programa empezó le prestamos mucha atención al AMBA porque vimos que los grandes aglomerados urbanos eran un problema. Le prestamos atención a Rosario, Córdoba, Tucumán, y creo que el resto de país pensó que no les iba a tocar, que el virus no iba a llegar hasta ellos. Ahora es obvio que no es así.

También pensaban que a los que vivían en el campo esto no les iba a pasar. En Córdoba sucede que Villa María y Río Cuarto están recibiendo a la gente de todos los pueblos cercanos a estas ciudades. Lo mismo está pasando en Neuquén, y todos los pueblos cercanos a la ciudad.

Me da la impresión, para los que dicen que la primera cuarentena que hicimos no sirvió para nada, les recuerdo que teníamos la mitad de las camas que hoy tenemos. En el Gran Buenos Aires había 970 camas y hoy hay más de 2000. Se llegaron a utilizar hasta 1700 camas de terapia intensiva, toda esa gente hubiera quedado sin atención médica.

MOD: Igual la mortalidad por millón de habitantes está muy alta hoy en Argentina…

AF: La tasa de letalidad sigue estando por debajo del promedio. Si tomás en conjunto ni por casualidad es eso. Son números a los que hubiéramos preferido no llegar nunca. Pero cuando nosotros empezamos a dominar el AMBA, el virus se trasladó con una violencia que no se esperaba.

MOD: ¿El ciclo lectivo del año que viene será presencial o está sujeto al coronavirus?

AF: Creo que el año que viene vamos a tener resuelto ese tema. Para marzo del año que viene creo que gran parte de la vacuna esté suministrada a los que sean pacientes de riesgo.

Va a haber vacuna, de eso estoy seguro por el desarrollo de las vacunas en fase 3.

Israel y Francia abrieron y volvieron a cerrar. El problema del contagio en las escuelas no son los chicos, que en su inmensa mayoría lo llevan sin problemas al virus. El problema es que ellos son vectores de contagio, por eso la OMS pidió desde el principio que no haya clases, no fue una decisión que tomé porque se me ocurrió a mí.

Lo que sí creo es que tenemos que recobrar la escolaridad de los chicos cuanto antes porque es un problema para ellos, y eso es lo que me preocupa. Alguien que pierda la escolaridad en un año y olvida lo que significa la responsabilidad de ir temprano al colegio, tener un horario, estar tantas horas allí, hacer la tarea o que le tomen examen, todo eso no es bueno y no debiera estar pasando.

MOD: ¿Cuarto IFE no va a haber, no?

AF: Estamos viendo cómo cubrimos de aquí a fin de año las necesidades de todos. Estamos viendo cómo hacerlo pero no sabemos todavía cómo será la forma. Es la misma preocupación que tuvimos desde el primer día, es que a nadie le falte lo mínimo e indispensable para poder vivir. Por eso sacamos la cantidad de planes sociales que sacamos adelante. Estamos viendo cómo llegar a todos.

Cuando todo esto empezó decían que la explosión social iba a ser inevitable. Hablaban de saqueos. La responsabilidad de los sectores más humildes se la voy a agradecer toda la vida.

MOD: De hecho Argentina puso menos ayuda social que otros países como Brasil, por ejemplo…

AF: No creo que menos. No sé cómo lo medís. Los puntos de déficit fiscal que tenemos son por los planes y ayudas que dimos. No me arrepiento, lo volvería a hacer porque lo necesitaban los argentinos.

MOD: ¿De acá a fin de año entra el debate de la legalización del aborto al Congreso?

AF: Eso es un compromiso que he tomado con el electorado, y los compromisos los cumplo. Estamos terminando de trabajarlo, el compromiso es que podamos tratarlo en Diputados, porque mientras todo esto pasa los abortos siguen existiendo y lamentablemente muchas mujeres terminan siendo lastimadas o pierden la vida por abortos clandestinos.

Lo que quisiera es que el tema no se convierta en una nueva disputa entre los argentinos, quisiera que una vez por todas se respete el debate y las ideas de todos. Esto es lo que quiero. Quisiera que se vea que tenemos un problema en la salud pública y que tenemos que resolver. Esto es lo que quisiera que todos podamos entender.

Lo que quisiera es que entiendan que tenemos que respetarnos y que la eventual legalización del aborto no es obligatorio, nadie está obligado a abortar. El que tiene convicciones muy firmes y respetables, no lo hace y listo. Nadie está obligado a hacerlo.

MOD: Sobre esta fecha tan particular…

AF: Es una fecha que es una mezcla entre alegría y tristeza. Alegría porque se cumple un año de nuestro triunfo electoral y tristeza porque coincide con los 10 años de la desaparición de Néstor, a quien yo quise mucho, de quien aprendí mucho a su lado, fue el último jefe político que tuve y la verdad es que vamos a homenajearlo como merece. Recuperamos la estatua de él que estaba en la UNASUR y que el gobierno de Lenin Moreno tenía arrumbada. La trajimos y la vamos a poner delante del centro cultural que lleva su nombre y homenajearlo como se merece.

Néstor fue un antes y un después en mi vida, estoy orgulloso del Gobierno que hicimos. Con Néstor sentí que hice todo lo que toda persona que hace política sueña hacer: pasé del llano, del lugar más desierto a llegar al poder. Y cuando llegamos al poder le cambiamos la vida a millones de argentinos. Y ya estaba muy contento con la vida que me había tocado hacer, y ahora estoy en este lugar. Voy a hacer honor a lo que hizo Néstor y voy a hacer honor a los sectores más humildes. Este es un proceso que sigue, que en algún momento lo tuvo Néstor, luego con Cristina, pero que hemos entendido que la división solo favorece a los que llevaron a la Argentina al caos en el que está.

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This