Elecciones 2020

¿Cómo será el futuro de los Estados Unidos en los próximos años?

Conversamos con Ernesto Calvo, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Northwestern y profesor del Departamento de Gobierno y Política de la Universidad de Maryland-College, acerca de lo que depara el futuro de los norteamericanos.

 

MOD: ¿Te preocupa un escenario de violencia o protestas en las calles a partir de la posible negativa de Donald Trump de reconocer el resultado?

EC: Creo que pueden pasar algunas cosas, no sé si violencia porque cuando la gente piensa en esa palabra se imagina armas y disparos. Estamos en verdad en principio de un proceso que puede ser bastante largo, no solamente por el recuento, las disputas que está ingresando legalmente Trump, sino también por la cantidad de operaciones que se pueden realizar desde posiciones de la autoridad, distintos departamentos que están movilizando recursos para apoyar a Trump. Por un lado uno ve que se utilizan recursos desde el Departamento de Justicia, pero que Fox News haya avisado tan temprano que Trump perdía Arizona, fue una señal de que no lo iban a apoyar, al menos en el nivel que él pensaba. Eso abre un frente interno que no estaba muy seguro si se iba a abrir o no.

MOD: Me llamó la atención que en la única aparición que tuvo Trump, diciendo que había ganado cuando no había terminado para nada el recuento, Mike Pence su vicepresidente, matizó eso mismo en ese momento. Me pareció que el propio Pence le ponía un límite a la locura de Trump de no aceptar el resultado de la elección.

EC: Absolutamente. También sabemos que Trump cuando llega a un límite ha empujado y empujado más aún. Así que está lejos de saberse cómo va a resolverse la interna, pero por ahora creo que están esperando cuáles son los resultados. La derrota es en varios estados simultáneamente, entonces no es que tiene que dar vuelta una elección sino dos o tres estados y ahí las posibilidades legales-políticas se achican bastante.

MOD: Esta elección, aunque Trump pierda, va a hacerlo por un margen muy chico habiendo mostrado una fortaleza muy grande. Muchos esperaban que hubiese un repudio masivo a este personaje prepotente, racista, matón al frente del poder. Pero lejos de haberlo, surge una base electoral de apoyo muy grande a Trump.

EC: Lo que vamos a esperar es que los próximos dos o tres años sean muy complicados, porque todo anticipa que el Senado va a quedar en manos de los Republicanos. Eso, en un contexto de recuperación de una crisis fiscal enorme por la pandemia, implica que las luchas en el Senado los próximos años van a ser fuertísimas. Entonces, lo que uno espera, es que la polarización no solamente no baje sino que además se mantenga o incremente, en la medida en que el republicanismo ha ido girando hacia el “trumpismo”.

MOD: ¿Qué representa Trump para vos?

EC: Un giro a la derecha donde el conservadurismo fiscal, que era la tercera pata del partido ha sido eliminada, quedando en este momento un actor supremacista blanco, un actor religioso muy intenso y los sectores más conservadores socialmente. Entonces el Partido Republicano en este momento es algo muy compacto, difícil de mover, por eso el mapa electoral de Trump es casi idéntico al de hace cuatro años, ya que no ha habido casi cambios a pesar de pandemias, la crisis económica. Lo que tenemos es un electorado que está totalmente cosificado, que no se puede mover, y del cual los votos no cambian de mano. Eso, para los próximos años, augura muchísimos problemas.

MOD: ¿Cómo imaginás o describirías a Biden como futuro presidente de los Estados Unidos?

EC: Creo que va a ser un presidente débil, porque la energía del Partido Demócrata no está detrás de él. Y del otro lado va a haber mucho conflicto. Entonces Biden va a tener que tratar de empujar una agenda del Partido Demócrata, que va a ser frenada consistentemente, y el Partido Demócrata está en otro lugar para bajarlo a Trump. El Partido Demócrata es más grande que el Republicano, pero también más diverso, fragmentario y tiene menos capacidad de moverse hacia adelante. Lo que ocurre además es con un Senado que sin tener al Ejecutivo dedicado a tirar bombas, para frenar proyectos políticos, lo que vamos a ver es un Gobierno que se va a deteriorar en los primeros dos años de modo fuerte.

MOD: ¿O sea que aunque pierda Trump va a tener la capacidad de condicionar mucho lo que venga hacia adelante?

EC: Sí, y a diferencia de presidentes anteriores uno no espera que Trump se mantenga fuera de la política. Uno espera que sea una figura dentro del partido que va a subsistir, porque lo que ha ocurrido es que se ha ganado el partido. En algún sentido, lo que nadie esperaba, el partido eliminó a sus moderados. Pero los moderados son siempre distritos competitivos, en cada giro electoral que hemos tenido en los últimos 10 años, lo que se han eliminado son los moderados y los que quedan son aquellos representantes que son muy republicanos o muy demócratas, en particular republicanos que son muy intensos por las luchas internas que fueron girando al partido hacia la derecha a nivel local, entonces en este momento mover ese partido es casi imposible.

MOD: El voto latino no está unificado, sino que hay un sector de éste que es muy pro Trump.

EC: Sí lo es. Hay un sector que ha sido muy conservador de derecha, además está muy cerca de ese electorado trumpista. Igual hay que considerar que ninguna de esas cosas las cree. En este momento estamos escuchando un nivel de cinismo en los votantes que es sorprendente. Los votantes dicen cosas que saben que son falsas y que las están diciendo para agredir a los oponentes políticos, en este caso los demócratas.

Estos discursos como que Biden es comunista, o las noticias falsas que están circulando, no es que convencen a la gente de cosas que no son ciertas. La gente las repite sabiendo que no son ciertas y que es parte de la chicana que se ha ido constituyendo como una forma de ataque dentro del partido Republicano.

MOD: Desde Twitter salieron a marcar que varios de los últimos tweets que Donald Trump difundió en los que decía que había ganado la elección, eran falsos. Es algo bastante inédito, ¿no?

EC: Lo es. Además vemos un distanciamiento entre las plataformas notable, donde Facebook ha quedado como una plataforma bastante más republicana y Twitter más demócrata. Si bien no es enteramente cierto eso en los papeles, en el imaginario de la gente las restricciones a Trump que son percibidas desde Twitter, son consideradas como un ataque de los Demócratas.

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This