Argentina y el FMI

El plan de Máximo y Massa para tentar a Larreta

La editorial, a cargo de María O’Donnell.

 

Después de su viaje por Washington y las reuniones que mantuvo con altos funcionarios y la propia directora del FMI, Kristalina Georgieva, Martín Guzmán intenta llevar adelante un acuerdo con el Fondo que tenga consenso. No solamente con la coalición de Gobierno, tarea nada sencilla considerando que tiene que convencer a Cristina Kirchner que es la que puso una vara que parece de difícil cumplimiento, cuando le pidió al FMI más de 10 años de plazos para repagar y además que le bajen la tasa de interés.

Sino que además está trabajando en una iniciativa el propio Máximo Kirchner. A veces puede resultar un poco desconcertante la relación política entre Máximo y Cristina. Muchos de los que conocen el funcionamiento del kirchnerismo desde otros tiempos ven a Máximo más parecido a Néstor que a su madre.

Justamente es Máximo, que anda con muy buena relación con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Mass -que a su vez hoy está en mejores términos con Máximo y Cristina que el propio Alberto Fernández-, quien trabaja en una idea sobre la cual Guzmán viene hablando desde hace un tiempo, que sería un compromiso de largo plazo que pase por el Congreso de manera tal que sectores de la oposición eventualmente lo puedan acompañar.

La idea de Máximo es armar una especie de compromiso de los presidenciables, entre los cuales uno imagina a Axel Kicillof, que es el candidato del espacio del kirchnerismo; el propio Sergio Massa que se incluye, y piensan en Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, para que firmen todos juntos un compromiso por el cual en el mediano plazo se comprometerían con el FMI en un acuerdo para bajar progresivamente el déficit y que esto facilite, eventualmente, un acuerdo más distendido y con más plazos para la Argentina.

Sergio Massa habló públicamente sobre este plan, diciendo que “lo mejor es afrontarlo seriamente y abordarlo como política de Estado. La idea de invitar a Larreta, Vidal y los presidenciales del futuro de Cambiemos, planteando un acuerdo de largo plazo, me parece que es absolutamente razonable”.

Massa es amigo personal de Larreta y siempre tuvo muy buena relación con Vidal, a quien ayudó a gobernar en los primeros dos años de gobierno con el Frente Renovador en la provincia de Buenos Aires. Lo que pasa es que dentro de esa idea de acuerdo no está Mauricio Macri, y eso pone en un lugar muy incómodo a Larreta porque, si bien él también quiere jubilar a Macri, no lo puede hacer explícitamente hoy sin hacer estallar la interna del Pro y Juntos por el Cambio. Además, Massa no mencionó a ningún radical dentro de ese grupo y estos, eventualmente, querrían tener algún rol si es que esto avanza.

Por ahora Larreta se hace el distraído de los guiños que le llegan de Máximo Kirchner y compañía, porque eso le generaría mucho ruido dentro del Pro y Juntos por el Cambio. Pero esa es la movida en la que están trabajando Máximo, Massa y el propio Martín Guzmán, que vería con muy buenos ojos este acuerdo entre los dirigentes para poder presentarlo ante el FMI.

 

Fuente: De Acá en Más – Radio FM Urbana 104.3

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This