El Ministro de Salud de CABA se refirió al descenso de casos de Covid-19

Fernán Quirós: «Faltan varios meses antes de una solución definitiva»

El Ministro de Salud porteño se refirió al descenso de casos de Covid en CABA, la vuelta a clases y la falta de un mamógrafo en el hospital Fernández, entre otros temas.

 

MOD: ¿Cómo vienen mirando los números?

FQ: Hemos tenido en los últimos 10 a 20 días un descenso bastante sistemático aunque leve cada día, pasando de un promedio de entre 1.200 y 1.300 casos por día a valores de 900 y 1.000, es decir que hemos tenido una disminución de casos en nuestra curva. Esto nos hace estar muy pendientes sobre cómo evoluciona esta semana como para ver si la tendencia es bastante definitiva y se consolida de esta manera.

MOD: Lo que muchos dicen es que en la medida en que los casos empiezan a bajar y se le agregan actividades, esa tendencia a la baja se revierte…

FQ: Eso es un tema que da para discusiones técnicas. Hemos logrado ir descendiendo la curva a pesar de las aperturas. Venimos con una larga trayectoria de aperturas en las últimas cuatro a seis semanas, y nuestra curva viene descendiendo.

Acá el tema no es solamente si existe un aumento o agregado de actividad, sino cómo se hace el agregado. Si de forma segura, en el espacio público con tapabocas o distanciamiento es una cosa, si hacés actividades en lugares cerrados y peligrosos donde la gente no se cuida es muy diferente. No es un tema de categoría blanco o negro, sino un tema de cuál es el proceso. Y sobre todo considerando que tenemos por delante varios meses antes de una solución definitiva, donde tenemos que construir el aprendizaje y la responsabilidad ciudadana de cómo lo vamos a transitar, porque la respuesta no puede ser que no hay apertura, porque por delante tenemos mucho camino para recorrer y todos tenemos que aprender a hacerlo de manera segura.

MOD: ¿Por qué creen que bajan los casos a pesar que sube la circulación?

FQ: Hay tres o cuatro aspectos que se juntan temporalmente. El primero de todos es que la gente aprende, cada uno empieza a usar el tapabocas de manera apropiada, aprende a lavarse las manos, a tomar distancia, a que el espacio abierto es más seguro entonces se hacen actividades al aire libre o que se reúnen en lugares abiertos y no cerrados.

Segundo, el cambio de comportamiento ciudadano. La intensificación de las políticas públicas del Estado, es decir que cada semana que pasa intensificamos aún más el programa Detectar, aislamos y detectamos a más gente; tenemos más rastreadores en el territorio, encontramos la forma más eficiente de lograr llegar casa por casa, de identificar los contactos estrechos, y hace dos semanas que ampliamos el testeo de PCR a la totalidad de los contactos estrechos -no importa que tengan síntomas o no-, es decir, todas las políticas de Estado para rastrear, aislar y detectar se van intensificando.

Y el tercero es que mientras aumenta el número de personas recuperadas, son de alguna manera una protección o bloqueo que dificultan la circulación viral porque cada recuperado es un pequeño escudo para que ese virus por no pase y llegue a otra persona.

De manera que la combinación de esos fenómenos son los que han pasado en todas partes del mundo, lo que acá es muy importante entender es que eso no garantiza que no pueda volver a rebrotar, con lo cual la discusión más importante cuando la curva nuestra efectivamente baje a un nivel de poco riesgo, será discutir cuáles son los determinantes que la podrían hacer rebrotar y trabajar intensamente en mitigar o prevenir esa situación.

MOD: Falta diciembre, pero uno cree que todo esto le pone un gran interrogante a las reuniones familiares por las fiestas…

FQ: Creo que hay que empezar a dejar de hablar de la «prohibición de» y empezar a hablar de cómo podríamos hacerlo de manera segura. Hay que ir pensando para cada situación, familia o momento epidemiológico qué es lo más seguro. Tenemos un clima bastante más acompañador para esta enfermedad que lo que le pasa a los europeos, sobre todo los del norte. Ahora vienen la primavera y el verano, de manera que tenemos que empezar a acostumbrarnos a tener todas las ventanas y puertas abiertas lo más que podamos, hacer todas las actividades que podamos en el lugar más abierto posible y buscar la creatividad de cada familia o cada encuentro.

MOD: ¿Para la vuelta a clases todavía no hay acuerdo?

FQ: El otro día tuvimos una reunión en la que llegamos a puntos bastantes comunes. El primero es que vamos a trabajar intensamente para recuperar el espacio escolar lo antes posible. El segundo es que nos dividimos en dos estrategias diferentes: por un lado el retorno de los niños a las aulas va a ser de forma programada, definida por indicadores sanitarios formales y claros, que naturalmente el Ministerio de Educación tiene que tener para todas las provincias por igual, con lo cual vamos a acordarlo entre todos y se discutirá en el Congreso Nacional de Educación. Y luego, por otro lado, discutimos el tema de los chicos que han perdido el vínculo escolar. Allí lo que analizamos es la manera de encarar una estrategia local para la Ciudad a fin de poder darles a estos niños un reencuentro de ellos en un entorno escolar. Nos pusimos de acuerdo en trabajar en un protocolo optimizado, nos pidieron que hagamos algunas aclaraciones y ajuste de protocolo, que ya los hicimos ayer y hoy lo vamos a trabajar con el Ministerio de Salud de la Nación, y a partir de allí dialogar acerca de cuál sería el mejor camino. El ministro Nicolás Trotta propuso hacerlo en los patios escolares, me parece que mientras sea en espacios abiertos es absolutamente apropiado, así que vamos a intentar seguir avanzando juntos.

MOD: ¿Qué sucede con el reclamo de las enfermeras que buscan ser reconocidas como trabajadoras de la salud y no como administrativas?

FQ: Los enfermeros y enfermeras del sistema público de la Ciudad tienen una carrera de profesionales de enfermería, no están en la carrera administrativa. Esa fue una tarea que hicimos el año pasado y sobre esa carrera le hemos dado un conjunto de beneficios laborales que pidieron, incluyendo una ampliación del plus para los licenciados. Lo que está pidiendo un grupo de enfermeros, los licenciados que son 3.500 sobre 10 mil, es estar en otro formato laboral. Creemos que dividir a la enfermería en dos grupos sería un error conceptual para ellos y para el sistema de salud. No nos parece apropiado que los licenciados estén en una carrera y los enfermeros en otra.

MOD: ¿Sabián que el mamógrafo del hospital Fernández está roto? Me parece que eso es algo bastante grave…

FQ: Sí, por supuesto. Estas tecnologías periódicamente tienen problemas, mantenimientos y estamos actualmente trabajando con el fabricante para que lo vuelva a poner en condiciones.

MOD: Pero es un mamógrafo viejo, los que se usan con placas de revelado. Podrían comprar uno digital como hay en cualquier otra clínica.

FQ: Eso sería una discusión más técnica. El mamógrafo digital primario no tiene, en términos de rédito diagnósticos, diferencias con el que es con placas. Mientras que el valor económico entre uno y otro tiene una diferencia de 20 veces superior.

MOD: Pero tenemos uno de los principales hospitales públicos de CABA sin mamógrafo…

FQ: Son dos cosas diferentes. Una cosa es que tengas un mamógrafo y otra cosa es que tenga que ser digital…

MOD: Más allá de la discusión técnica, la situación es llamativa…

FQ: Podrás comprender que toda tecnología se puede romper y hay que corregirla y volverla a poner operativa. Eso es lo que está ocurriendo allí. Tenemos otros hospitales con otros mamógrafos. El sistema público es una red, no un hospital solamente, cuando un tomógrafo se rompe en un hospital se hacen tomografías en el resto hasta que lo corregimos.

MOD: Cuesta mucho para las mujeres conseguir turno para hacerse una mamografía en un hospital público, entonces es una barrera más…

FQ: Es un punto muy importante ese. Ahora estamos activando todo el sistema de prácticas preventivas y hemos construidos dos Centros de Atención Ambulatorios, uno en Barracas y otro cerca del centro de la ciudad, donde hemos colocado un mamógrafo en cada lugar y estamos haciendo prácticas fuera de los hospitales. Es una estrategia que venimos desarrollando desde el año pasado y la vamos a seguir intensificando.

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This