Axel Kicillof recibió a los enviados del FMI y lo charlamos en De Acá en Más

Kicillof: “Hay riesgo de una corrida”

Axel Kicillof recibió a los enviados del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su despacho de diputado con un mate y un plato con bizcochitos (sí: eran Don Satur, si alguien le importa). Según contó Kicillof en la entrevista, el encuentro se produjo por iniciativa del FMI y su sensación es que los funcionarios del organismo internacional que concedió el mayor crédito de su historia a la Argentina están ahora “preocupados” por la evolución de las variables de la economía argentina.

El ex ministro de Economía concedió que en este año electoral “hay riesgo” de una nueva corrida cambiaria, pero opinó que el riesgo no está vinculado a las chances de que Cristina Fernández de Kirchner vuelva a ser presidenta. “El problema es que nos endeudamos hastas la manija”, dijo antes de salir de a recorrer la provincia de Buenos Aires, donde es probable que se presente como candidato a gobernador para competir con María Eugenia Vidal.

María O’Donnell: ¿De quién fue la iniciativa del encuentro con el FMI y por qué se reunieron?

AK: Mira, el por qué no les pregunté. Llamó a mi despacho la secretaria de la delegación, pidió la reunión y se la concedimos. Vinieron a mi despacho el que sería el jefe de la misión, que es Roberto Cardarelli, y también representantes del FMI permanentes, que son los de la oficina en el Banco Central. Pero la reunión fue por iniciativa de ellos.

Yo les concedí la reunión porque si uno lee lo que firmó Macri en el acuerdo con el Fondo, Argentina puso bajo supervisión y control permanente lo que son las variables más importantes de la economía: el tipo de cambio, la tasa de interés, el nivel de gasto público. Hoy en día para que el Gobierno pueda tomar una decisión sobre esos temas, el FMI tiene que autorizarlo o está la amenaza latente de que si no lo hacen, el FMI podrían no autorizar los próximos desembolsos.

Macri salió corriendo con toda la falta de seriedad y de explicación a la ciudadanía y dijo: “voy a ir al FMI”, cosa que acababan de negar poquito antes. Pero básicamente fue al FMI para pedirle un crédito de emergencia porque sino caía en default Argentina, de hecho, estaba en default en marzo del año pasado porque si no aparecía la plata del Fondo, no tenía cómo pagar los próximos vencimientos.

MO: Y el Fondo le concedió el crédito más importante que tiene en este momento en el mundo…

AK: …No no, es el más importante en la historia del Fondo Monetario Internacional. Nunca se firmó un acuerdo tan grande. Les pregunté si también era un record histórico que este acuerdo haya fracasado en apenas dos meses. No nos olvidemos que firmaron el acuerdo y a los dos meses ya no habían cumplido las metas y los objetivos.

Les dije que me parecía bien que se hablara con la oposición, aunque fue un poco tardío, porque si hubieran escuchado a la oposición durante 2016 y 2017, nosotros advertimos que el plan económico era un fracaso y que iba a generar los desastres que viene generando. Los desastres que conocemos: despidos, pérdida de salario, ajuste, exclusión social. Pero que además generó un montón de fragilidad financiera. Nosotros advertimos que abrir completamente la economía Argentina a la fuga de divisas, a la bicicleta financiera y a los movimientos especulativos enormes, porque fue el país con más rentabilidad para la timba financiera en el mundo, iba a generar esto.

MO: Estás haciendo tu diagnóstico de cómo se llegó a la crisis del año pasado. Un macrista, o el propio Macri, te diría: “llegamos porque no nos dimos cuenta que la herencia era muy pesada que era insostenible”.

AK: Pero fijate que no tiene nada que ver. El problema de hoy de la Argentina es que nos endeudamos hasta la manija, y que hay una especulación financiera tremenda, esos son los problemas.

MO: ¿Pero por qué nos endeudamos? Si uno escucha la versión macrista, es que si uno gasta más de lo que recauda, se tiene que endeudar por el alto déficit fiscal. Además, teníamos que ajustar las tarifas porque los subsidios eran insostenibles.

AK: Mirá qué paradójico, porque todo eso es tanto verso. Cuando nosotros dejamos el Gobierno, debíamos un 41% del producto, que era una deuda externa totalmente manejable, los intereses eran manejables…

MO: …Si, me acuerdo a Sturzenegger diciendo: “sí, heredamos muchos problemas, pero a un país desendeudado o con una deuda manejable”.

AK: Claro. Y lo que pasa ciertamente es que todo el ajuste que están queriendo hacer, ese famoso déficit cero, en realidad son recursos que van a parar a otros sectores, de hecho ayer lo comentábamos con el FMI, que está de acuerdo. Hoy tenemos 3,5% de déficit financiero, que no existía porque no había toda esa deuda. Te lo digo concretamente: las Lelics y todos esos instrumentos, más los intereses de Tesoro, pagan muchísimo más que lo que te están ajustando en la tarifa. Lo que hubo es un redireccionamiento de la plata del Estado hacia el sector financiero.

MO: A ver, hago un paréntesis para tratar de entender. Vos los que planteás es que veníamos de un déficit fiscal por gastos presupuestarios. Ahora seguimos con déficit, pero es financiero porque lo que debemos es guita al sistema financiero: deuda.

AK: Absolutamente. Salvo prestaciones sociales, bajaron las jubilaciones, destruyeron el sistema de Ciencia y Tecnología, los investigadores están de nuevo queriéndose ir afuera. Es una carnicería lo que están haciendo con el sistema científico-tecnológico… y además, devaluaron completamente las remuneraciones. Así que van contra la salud, contra la educación, contra los pibes. Están ajustando absolutamente todo, y gastan una enormidad en intereses de deuda. El Estado no gasta menos, sino que gana financieramente más que antes.

Es una redistribución inversa. Pero esto no es un error, sino que es un modelo de país. Venían con la revolución de la alegría, a dar empleo de calidad, y hoy lo único que pueden decir es que sostienen las prestaciones sociales, que de todas maneras son más bajas en términos reales. Pero las jubilaciones y los salarios docentes perdieron como 20 puntos.

MO: Quiero preguntarte hacia adelante, qué pasa con el próximo gobierno y qué están mirando con relación al acuerdo con el FMI, porque en el 2019 ya habrán desembolsado casi todo el crédito, pero el acuerdo sigue…

AK: Si, el 90 por ciento. Quedarán 7 mil millones. Después hay que devolverlo. Mirá, yo les planteé qué piensan con el cierre de empresas, con la pérdida de la capacidad instalada. El Gobierno prometía una lluvia de inversiones, y casi la mitad de las máquinas que hay están paradas, rematadas, o cerrada la empresa. Al mismo tiempo se están perdiendo empleos de calidad, empleos en blanco.

Les pregunté qué pensaban hacer por la industria, por el empleo, por la exclusión social, por la enorme fuga de capitales, por la bicicleta financiera. Porque la preocupación no es quién va a ser el próximo presidente. Eso es algo que quiere plantear el macrismo: agitar el fantasma que les va a ir mal este año por la chance de perder las elecciones, como si todo lo que les pasa malo no tiene nada que ver con ellos sino con las perspectivas de que cambie de Gobierno, así como se pasaron el primer año diciendo que era culpa del Gobierno anterior la herencia, y después empezaron a decir que la culpa era de EEUU, de la guerra comercial, pero nunca responsabilidad de ellos.

No hablamos del plan de Gobierno, no me preguntaron. Y me parece que ellos también están preocupados. Porque este año las variables reales de la economía, que están bajo supervisión del Fondo están dando horrible, y ellos también tienen responsabilidad. La pregunta concreta era: “miren, lo unico que estan haciendo aca es evitar a un default, ustedes lo vinieron a rescatar”. Pero al mismo tiempo hay peligro de corrida financiera.

MO: Bueno, pero ahí también, sin eximir a nadie de culpas es cierto que,a medida en que baja la imagen de Macri y suben las perspectivas que vuelva el kirchnerismo al Gobierno, la dolarización crece.

AK: No lo sé porque entonces la corridas que tuvo Macri, que fue récord de fuga de capitales, no ocurrió porque iba a venir otro Gobierno. El problema es Macri. Decir que si tienen otra corrida es culpa de lo que va a venir… Me parece que Macri ha generado un sistema absolutamente proclive a esta inestabilidad. El FMI incluso discute estas cuestiones. Pero la respuesta fue que ellos venían solamente a evitar la corrida y a que el país no caiga default. Y todo lo demás que pase, se va a hablar después.

MO: Si hay recesión, si la economía no crece y peligra incluso la meta del déficit cero porque cae la recaudación.

AK: Claro, lo que yo les dije es que para evitar la corrida pusieron la tasa de interés por el cielo, que está matando a las empresas. Han bajado muchísimo el salario también, con la idea de Macri que con eso iban a solucionar el problema de la inflación. Cuando nosotros estábamos en el Gobierno, ellos decían que la inflación era por los salarios altos, el gasto público alto, y la emisión monetaria. Pero bajó los salarios ferozmente, ajustó el gasto, y puso en cero la emisión monetaria, y tienen el doble de inflación. Y el FMI también reconoce que tiene que ver con la devaluación, que tiene que ver con la concentración de ramas muy importantes, alimentarias.

MO: En una economía con recesión y sin emisión la inflación sigue muy alta.

AK: Han tenido un fracaso tremendo con eso porque tenían un error de diagnóstico. Desconocen cosas que todos los argentinos conocemos, que es que si devalúan un 60%, eso se va a ir a precios, a pesar que ellos te digan que no. Lo que quiero decir es que esas cosas hacen mucho daño, porque en base a esas mentiras, a esos diagnósticos y ese plan de bajar los salarios, lo que van haciendo es fijar siempre la paritaria muy atrás de los precios.

MO: ¿Vos viste al FMI preocupado?

AK: Sí, nos dijeron que tenían algunos optimismos pero que están preocupados. El planteo nuestro que ellos generan un esquema muy dependiente. El discurso del Gobierno es culpar a otros y nunca de ellos mismo, es patético. La verdad es que están gobernando hace 3 años con resultados horribles, pero el discurso oficial no tiene nada que ver con ellos. Ahora, yo lo que vengo planteando es que abrir completamente la Argentina a la especulación y generar un negocio tremendo, te deja de rehén… Cuando hubo un aumento de un punto de la tasa de interés, en toda la región no pasó lo mismo.

MO: Axel, te hago una última pregunta, si puede ser por sí o no mejor, pero no sé si vas a ser tan sintético. ¿Vas a ser candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires?

AK: Te tengo que contestar la verdad, que es que todavía no está definido. Porque es la verdad, sino ya lo sabrías.

MO: ¿Te gustaría?

AK: Hoy mismo voy a estar en Balcarce y en Pinamar. Voy a seguir recorriendo la PBA pero también voy a ir algunos lugares del interior. Creo que estamos en un año muy importante, estamos trabajando para la Unidad, que es donde se van a decidir las candidaturas.

MO: Y una cosa más. Los bizcochitos de ayer que generaron muchos chistes, ¿eran Don Satur?

AK: Si, Don Satur eran. No quiero hacer propaganda, ja. Se los comieron con mucho gusto, son riquísimos. Y además ahí vi que hay todo tipo de especulación, pero si vos venís mañana a mi oficina, me vas a encontrar con ese mate, con ese termo, y probablemente con esos bizcochitos.

MO: No era una puesta en escena decís.

AK: No, tampoco vamos a hacer un tratamiento muy distinto al que puedo hacer cuando vienen dirigentes sociales o dirigentes políticos o empresarios.

MO: El libro que estaba sobre tu escritorio sí era un mensaje: “Por qué la austeridad mata”.

AK: El libro, lo dije también, lo empecé a leer pero no lo tengo todo leído. No es estrictamente sobre economía sino sobre el proyecto de ajuste en el sistema de salud.

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This