Según el INDEC el desempleo aumentó en el segundo trimestre

Luis Campos: «Los números son peores de lo que parecen»

Conversamos con el coordinador del Derecho Social de la CTA Autónoma, sobre el aumento en el índice de desocupación en nuestro país.

 

MOD: ¿Por qué dijiste que las cifras son todavía peor de lo que parecen?

LC: Porque no solo tuvimos un crecimiento fuerte del desempleo, que llegó al 13,1% contra el 10,4% del trimestre anterior en lo que fue un salto muy importante, sino que también lo que dio cuenta el INDEC fue de una caída muy fuerte en la tasa de actividad. Esto significa que subió muchísimo la cantidad de personas que estaban ocupadas en los trimestres anteriores y que en el último trimestre de este año no figuró como desocupada sino como inactiva. Esto tiene que ver con que el INDEC, cuando hace el relevamiento, le pregunta a la persona si trabajó en la semana de referencia y si esta contesta que no, se le pregunta si buscó activamente trabajo. Si esa persona contesta que sí, figura como desocupada, de lo contrario no figura de esa manera en los datos estadísticos sino que lo hace como inactiva.

Lo que creció muchísimo este último trimestre fue la tasa de inactividad, o sea la proporción de personas que no están ocupadas ni tampoco buscan activamente trabajo, algo que se da por cuestiones vinculadas con el aislamiento preventivo y obligatorio, porque esa persona que perdió su puesto de trabajo no estaba en condiciones de salir a buscar activamente otro. Esto se ve muy fuerte en las cifras. Para ponerlo en números en el conjunto de aglomerados urbanos que releva el INDEC, son más o menos 28 donde hay más o menos 63% de la población, la cantidad de ocupados cayó en 2.5 millones de personas, mientras que la cantidad de desocupados se mantuvo relativamente estable en 1.4 millones.

Esto se explica por las formas más precarias de empleo, fundamentalmente los que cayeron mucho fueron los trabajadores no registrados. Hay 1.3 millones menos de trabajadores registrados que en el trimestre anterior. También cayeron muchísimo los trabajadores por cuenta propia, siendo más de 700 mil menos que en el trimestre anterior. Esto tiene que ver con esas ocupaciones que pudieron resistir menos los efectos de la pandemia.

MOD: Estos 2.5 millones de personas inactivas son potencialmente desempleados…

LC: Uno de los rubros donde subió muchísimo la desocupación es el caso de las trabajadoras de casas particulares. Cuando el INDEC les preguntó dijeron que no estaban trabajando ni buscando activamente trabajo. La pregunta del millón es, ¿una vez que se superen las restricciones a la movilidad, esa persona va a volver a trabajar en las casas donde hacía ese trabajo? Ahí va a depender mucho de cuál sea la situación de la persona que la contrataba en su domicilio.

Por ejemplo, las personas que trabajaban vendiendo en el transporte público, en esos casos que en este segundo trimestre figuraron como inactivos seguramente ni bien se levanten las restricciones a la movilidad esas personas vuelvan a su puesto.

Lo que sí muestra este informe es que hay todo un sector del mercado de fuerza de trabajo de nuestro país que resiste muy poco a crisis económicas.

MOD: Respecto al sector privado, ¿las medidas que adoptó el gobierno lograron preservar el empleo o aún en esta situación también perdió?

LC: También perdió empleo, pero en mucha menor medida. Ese combo de medidas resultó relativamente exitoso porque cuando uno mira la caída de la ocupación en los distintos sectores, el que mejor resistió fue el sector privado registrado y lo estoy diciendo a pesar de ser un sector que perdió 250 mil puestos de trabajo.

MOD: Los trabajadores del sector cuentapropista o informal, si la economía vuelve a funcionar, pueden volver más rápido que alguien que pierde un empleo en relación de dependencia o registrado al que le costará mucho más regenerarlo…

LC: Definitivamente. Ese va a ser el gran desafío a futuro, y creo que la intención del gobierno es tratar de que el impacto en el sector privado registrado sea el menor posible, porque efectivamente la recuperación posterior en el sector cuentapropista es mucho más rápida. Es cierto que se dará en condiciones de precariedad mucho mayor, pero a la vez es más rápida que en el sector de asalariados. Hay que ver también que va a pasar con los asalariados no registrados, ahí no tengo tan claro que la recuperación sea tan rápida en caso que volvamos a alguna normalidad en términos de normalidad.

MOD: ¿Cuáles serían los asalariados no registrados?

LC: Los tres rubros que más cayeron fueron trabajadoras de casas particulares, hotelería y turismo, gastronomía y construcción, que son sectores que tienen tasas de empleos no asalariados muy importantes. Hay que ver qué capacidad de recuperación tienen en el corto plazo.

MOD: En total hay casi 4.5 millones de personas con problema de empleo en Argentina…

LC: En los aglomerados urbanos que releva el INDEC, que sólo representan el 63% de la población total. El número en términos absolutos es mayor, no se tuvieron en cuenta los pequeños pueblos o el sector rural.

MOD: Eso te explica un poco por qué hay 9 millones de personas cobrando el IFE…

LC: También eso se aplica mucho a subocupados, como los profesores de música por ejemplo que en estos meses estuvieron dando clases por Zoom pero que vieron su ingreso pulverizado. Ese trabajador también está cobrándolo, pero en las estadísticas figura como ocupado. Cuando le preguntan puede decir que da tres horas de clases por semana y eso para el INDEC es estar ocupado, lo que en términos estadísticos está bien. El número del IFE da cuenta de una realidad que el INDEC tampoco puede terminar de tener de forma completa.

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This