Elecciones

Milei: “La ley de cupo es una imposición violenta”

Así lo afirmó el economista y precandidato a diputado nacional por La Libertad Avanza en la Ciudad de Buenos Aires, en diálogo con María O’Donnell.

 

MOD: ¿Qué pasa con el feminismo, las mujeres y el movimiento La Libertad Avanza?

JM: Ese es uno de los temas más interesantes que creo que vale la pena plantear. Lo primero que tenemos que decir es que los primeros que defendimos el feminismo fuimos los liberales. En el año 1750, el primer impulso de defensa de los derechos de las mujeres fuimos los liberales.

MOD: Pero, ¿Y ahora?

JM: Lo que sucede es que creemos en la igualdad ante la ley. No creemos en lo que se llama la afirmative action, es decir la “discriminación positiva”.

MOD: ¿Sería la ley de paridad o de cupo?

JM: Eso me parece aberrante, me parece estar denigrando a la capacidad de las mujeres.

MOD: ¿Por qué?

JM: Porque si podés lograr las cosas por tu propio talento, que lo hagas de una manera violenta, con una acción violenta, porque en el fondo la imposición de un cupo es imponer algo que no se da naturalmente. Entonces, en ese contexto, eso hace que…

MOD: La naturaleza hace que las mujeres ganemos menos, tengamos un techo de cristal, tengamos menos lugar… ¿Eso sería “mandado” por la naturaleza?

JM: No, porque esos datos son falsos.

MOD: ¿Cuáles datos son falsos?

JM: Esos datos están mal tomados…

MOD: ¿Hay igualdad laboral entre hombres y mujeres en el mundo?

JM: Sí, claro. Obvio. Es más, hay igualdad también en la remuneración. La primera prueba empírica de eso la hizo Gary Becker en 1958, cuando publicó su tesis doctoral que testeó empíricamente si había discriminación contra las distintas razas y géneros. Y eso marcó la forma en la que se miraban los datos.

La realidad es que cuando empezás a descomponer los datos y los llevás bien al límite, esas discriminaciones no existen. Un empresario quiere ganar plata, si pudiera contratar mujeres a un salario más bajo lo haría, y tendrías que ver las oficinas llenas de mujeres, y eso no se da.

Cuando tenía mi equipo de trabajo, estaba a cargo de 12 personas, de las cuales siete eran mujeres. Es más, la persona que me secundaba a mí…

MOD: Pero no estamos discutiendo su equipo de trabajo o cuántas mujeres hay…

JM: Esto lo veo más naturalmente de lo que parece. Yo dejaba al equipo y quedaba a cargo una mujer. Cuando veo una reestructuración en una parte de la empresa, se lo dejaba a la persona que tenía atrás mío en la línea y esa persona cumplió el trabajo de manera formidable.

MOD: ¿Cuál sería la parte sorprendente?

JM: Me encanta que haya sido ese el resultado, muchas veces lo que me parece sorprendente es lo mal que se miran los datos. No podés tomar los datos en el promedio, hay que descomponer y comparar.

MOD: ¿O sea que hay igualdad en nuestra sociedad?

JM: Cuando inició el siglo XX, solamente el 10% de las mujeres estaba en una carrera universitaria. Ese número hoy es del 60%. Entonces, hasta que ese número de hoy se transforme en 60% de puestos, eso lleva una dinámica de tiempo y no se logra de manera instantánea.

 

Fuente: De acá en más – FM Urbana Play 104.3

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This