Economía

Nicolás Gadano: “Argentina necesita un acuerdo con el FMI”

En diálogo con María O’Donnell, el economista se refirió al anuncio del acuerdo con el Club de París, realizado por el Ministro de Economía.

 

MOD: ¿Qué te pareció el anuncio de Martín Guzmán?

NG: Me parece que en principio dada la situación en la que estábamos, hay algo positivo que es haber evitado la alternativa, que seguramente en algunos sectores de la coalición de Gobierno manejaban, era directamente avanzar en el proceso de default con el Club de París.

En ese sentido encontrar la solución, aunque sea parcial o postergar el problema por unos meses, dado ese dilema es una solución razonable.

MOD: Decís pago mínimo porque gana plazo hasta el año que viene…

NG: El punto es que todos nos preguntamos si en marzo del año que viene vamos a estar en una posición distinta. Me parece que lo más importante es que si se pagaba el vencimiento era un impacto terrible sobre las reservas del Banco Central, que iba a debilitar todavía más el sistema monetario entre las reservas líquidas y los pesos que están circulando. La otra opción era el default.

Cualquiera de las dos opciones era mala y costosa para la Argentina, con eso estoy de acuerdo. Ahora cualquier país de la región no se enfrenta a ese dilema de la deuda de pagar lo que se vence o entrar en default con los bonistas, organismos, bancos, etc.

En general los países tienen acceso al crédito, entonces la deuda se va renovando, administrando, no hay que pagar toda la deuda. Eso significa un esfuerzo fiscal fenomenal para un país.

El gran problema de Argentina, que el Ministro Guzmán no dice qué están haciendo para reconstruir la posibilidad de volver a tener crédito para cuando nos cae uno de estos vencimientos.

Ahí vamos al punto de la dificultad que tiene el gobierno para estructurar un programa económico, avanzar con las negociaciones con el Fondo. Es decir, una serie de cosas que permitan recuperar cierta certidumbre y volver a tener acceso al mercado de crédito.

MOD: ¿Qué opinás del tema de la inflación que no para?

NG: La inflación es un problema muy complicado. Comparto que tiene un origen monetario central pero que es un fenómeno multicausal.

Evidentemente es un problema muy complejo. Hemos vivido con alta inflación durante décadas. Si uno ni siquiera tiene un programa, un diagnóstico, es mucho más difícil. Encima hoy ves las expectativas de inflación y están en máximos históricos de muchos años, creo que desde la crisis de 2001.

Se te acumulan distorsiones, problemas. Si estás usando el tipo de cambio y las tarifas públicas como herramientas para bajar la inflación, tal vez baje en el corto plazo. Pero la expectativa hacia delante sigue siendo muy alta.

MOD: ¿Cuál te parece hoy que fue el gran error en el Gobierno de Macri en materia económica?

NG: No hay un error puntual, si creo que fue muy negativo en el inicio del gobierno, un diseño de la política económica muy atomizados, con objetivos muy ambiciosos en frentes distintos.

La política anti-inflacionaria tiene que ser consistente con el resto de las cosas. Había metas de inflación ambiciosas, pero en simultáneo desde el Ministerio de Energía había una idea de recuperar el costo de las tarifas también importante, porque habían quedado a niveles muy bajo que generaban un esfuerzo de subsidios fiscales enormes, lo cual se hizo muy difícil.

El equipo económico estaba muy dividido y eso hizo que en los primeros meses hubiera decisiones poco coordinadas que luego se pagaron. Lidiar con la economía argentina es muy difícil, lo vivimos nosotros y también le pasa a este Gobierno.

MOD: Este Gobierno tiene un dilema parecido, por la estructura de coalición, que a veces tiran para un lado u otro…

NG: En el síntoma es parecido, pero volviendo al Club de París es distinto porque lo que uno ve es que hay orientaciones muy distintas en cosas muy profundas. Cuando Guzmán habla del acuerdo con el FMI y dice que necesitamos un buen acuerdo antes que un acuerdo, la verdad que Argentina necesita cuanto antes cerrar ese acuerdo con el Fondo.

De hecho, hubiera servido para negociar -algo que le dijeron los gobernantes de los países europeos- y reestructurar esta deuda con el Club de París. Mientras tanto el acuerdo se posterga y creo que es porque hay algunos sectores del Gobierno que no quieren el acuerdo, que no quieren un país abierto al mundo y a los lujos del comercio internacional, que incluso en la política exterior parecen estar más alineados a hablar con Rusia, China, Nicaragua, Venezuela o Cuba. Hay una cuestión más de fondo, donde Guzmán aparece como alguien más razonable en ese sentido, pero con grandes esfuerzos como los que se ve con la cuestión tarifaria.

 

Fuente: De acá en más – FM Urbana Play 104.3

Comentarios
×

Subscribite a Arteria

para recibir nuestras noticias
[yikes-mailchimp form="1"]
Share This